Anemonas para otoño

Anemone hupehensis

Ayer estuve en Karabeleko de visita a mi buena amiga Amaia y me llamó la atención una plantita desde la otra esquina de la tienda. Resulto ser una Anemona, en concreto una Anemone hupehensis. No es que sea un fanático de emplear las nomenclaturas en latín pero conocer el nombre completo en latín de una planta nos puede ahorrar muchas sorpresas.

Así tan pronto como conocí su nombre lo consulte en mi móvil y me encontré con tres palabras descriptivas que me gustaron: perenne, otoñal y florido. Este hecho me impidió contener la tentación y le pedí a mi amiga que me preparar una docena de ellas para probarlos en mi pequeño oasis personal.

Se trata de una planta de un gran grupo de más de 100 especies originarias del hemisferio norte y más en concreto del centro de Asia. Dentro de este grupo tenemos anemonas de diferentes características desdelas que adquieren una altura de 1.2m hasta las que apenas alcanzan 20cm, las que tienen flores con 6 pétalos a los que tienen 12; De ahí la importancia de conocer los nombre y apellidos.

En mi caso la especie que compre era una Anemone hupehensis que es originaria del este de China pero que se naturalizo y se emplea desde hace cientos de años en Japón. Se trata de una planta que adquiere una altura de 1,1m de altura en flor, vivaz que puede aguantar el invierno dependiendo del frio que haga y que en primavera se renueva. Florece a partir de mediados finales de verano ofreciendo una paleta puntillada de tonos blancos. Gusta de zonas medio sombría y que estén acompañadas por plantas robustas al rededor para sostenerse mejor.

Por todo ello estas es la planta que os aconsejo esta semana e intentare ir colgando las fotos de esta planta desde mi pequeño oasis.

 

Compartir esta noticia