Betula utilis

Árbol originario del Himalaya, denominado “utilis” por la gran cantidad de usos que se le dan a sus diferentes partes: la corteza era y es utilizada como soporte para escribir; antaño se utilizaba para textos en Sánscrito y hoy en día para escribir mantras. También es utilizada para empaquetar y para construir tejados y paraguas.

Su madera es utilizada en la construcción y como combustible para calentar los hogares, lo que ha reducido drásticamente la superficie de abedulares en la zona del Himalaya.

Sus hojas se utilizan como forraje para el ganado y son varias las partes de este árbol que son utilizadas en medicina.

Betula utilis es una especie muy utilizada en jardinería, sobre todo la variedad “jackemontii”, ya que son múltiples las cualidades ornamentales de este árbol.

Su corteza es muy blanca y se mantiene así  a no ser que reciba algún golpe, además se separa del árbol en escamas, como si fuera papel, lo que la hace todavía más atractiva.

Esta corteza blanca destaca por su brillo entre el resto de las plantaciones y se pueden conseguir bonitos efectos plantando varios ejemplares muy juntos (formando un bosquete) ya que son individuos que admiten compañeros de la misma especie muy cerca.

Los ejemplares formados en multitronco tienen un porte muy atractivo para ser utilizado en cualquier jardín.

Las hojas son de un color verde oscuro, pequeñas, que generan un bonito efecto de tamiz, además de bellas texturas y sonido cuando las mueve el viento. Además las hojas del abedul adquieren preciosas coloraciones amarillas otoñales.

Es un árbol muy rústico y poco exigente, que no da problemas, por lo que es una apuesta casi segura para nuestros jardines, además es un árbol de porte bastante contenido, cónico,  que alcanza los 15m de altura. De todas formas mediante poda, se puede mantener como arbusto, aunque es una especie que no la necesita de respetar su porte natural.

Compartir esta noticia